top of page

Fiestas de San Joan Ciutadella

La fiesta de San Juan, celebrada entre el 23 y el 24 de junio, se alza como la festividad más grandiosa de Menorca, un auténtico estallido de júbilo y tradición que impregna la isla de un aire festivo y vibrante. Sus raíces se hunden en las reuniones obreras surgidas tras la conquista de Menorca en 1287. Lo que comenzó como una celebración local ha florecido en un evento de resonancia no solo nacional, sino también internacional, atrayendo a visitantes de todos los rincones del mundo.

Textos y Fotos: Guillermo Cachero

fiestas ciudatela.jpg

La obrera, institución creada para administrar la iglesia rural de San Juan de Artrutx, vio la luz en 1301, cuando se confirmó su papel en la administración de la parroquia. Esta junta estaba formada por representantes de los distintos estamentos sociales, conocidos como "obrers" (obreros) o "caixers" (cajeros). La integraban un sacerdote, un noble, un maestro artesano y dos arrendatarios de fincas. En el siglo XVII, se añadió un representante de los artesanos, encargado de portar la bandera. Estos cargos exigían una asistencia regular a la iglesia, especialmente en la víspera de San Juan, asegurando así la participación y el compromiso comunitario.

El 24 de junio, el corazón de la festividad late con fuerza en una misa celebrada en la parroquia, a la que los participantes acuden a caballo, pues San Juan de Artrutx se encuentra a cinco kilómetros de Ciutadella. Antes de emprender el viaje, los jinetes se reúnen en la plaza del Born de la Ciutadella, antigua sede del palacio del Gobernador, para solicitar permiso de salida, ya que al anochecer se cerraban las puertas de la muralla de la ciudad.

Así, entre el repicar de los cascos de los caballos y el fervor de los participantes, la fiesta de San Juan transforma Menorca en un mosaico de historia, tradición y celebración, uniendo pasado y presente en un abrazo festivo que resuena más allá de las fronteras de la isla.

fiestas born.jpg
el born.jpg
el born 1.jpg

Durante el día 23, a las cinco de la tarde, la plaza del Born se viste de gala para recibir a los jinetes, majestuosos en su traje "de just" (de hombre justo), donde el caballo menorquín, imponente y elegante, se convierte en el protagonista indiscutible de la jornada. Los sementales de raza menorquina desfilan con gracia y orgullo, formando una cabalgata que recorre calles y plazas, aclamada por una multitud expectante.

Los asistentes, engalanados con pañuelos rojos al cuello, sombreros y vasos de pomada en mano, esperan con ansias la llegada de la "qualcada". La pomada, una refrescante bebida típica de Menorca, mezcla ginebra de la marca Gin Xoriguer, originaria de Mahón, con limonada, añadiendo un sabor festivo a la celebración. La multitud impaciente llena cada rincón de la plaza del Born, aguardando el momento culminante.

Por una de las calles que desembocan en la plaza, se acercan los jinetes. El ambiente se electrifica cuando los músicos tocan la melodía que marca el inicio de la fiesta. En un estallido de alegría, los jinetes, en el tradicional "jaleo", hacen saltar a sus caballos, demostrando sus habilidades ecuestres. Al ritmo de la música, los caballos avanzan entre la multitud que se abre a su paso, creando un espectáculo fascinante.

La aglomeración es tal que los caballos apenas pueden avanzar. La multitud, con las manos extendidas, toca a los caballos mientras estos levantan sus patas delanteras al máximo, como si danzaran al compás de la música y los vítores. En este momento, se produce una simbiosis mágica entre jinetes, caballos, música y espectadores, generando una experiencia única y emocionante, digna de ser vivida al menos una vez en la vida.

jocs des pla.jpg
jocs .jpg
jocs 1.jpg

Los jocs des pla añaden una nota vibrante y competitiva a la ya festiva atmósfera de la celebración de San Juan. El día principal de la fiesta es el 23 de junio, con el caragols des Born en la plaza, como ya hemos descrito, y con la figura emblemática del representante de San Juan Bautista, quien recorre las calles de la ciudad descalzo, llevando un cordero blanco en sus hombros. Lo que más impresiona a los espectadores es la pureza del blanco del cordero, un símbolo de inocencia y renovación.

El 24 de junio, por la mañana, se celebran los ensayos de los jocs des pla, y por la tarde, comienza la verdadera competencia. Este es uno de los eventos más esperados de las fiestas. Los juegos tienen lugar en una explanada junto al puerto, conocida como Pla. Por la mañana, durante los ensayos, la multitud es mucho menor, permitiendo a los curiosos disfrutar de una vista más tranquila de la preparación.

Los jocs des pla consisten en varias pruebas de habilidad ecuestre. Entre ellas, destaca el ensortija. Este juego, reminiscente de antiguos torneos medievales, consiste en colgar una anilla de un hilo para que los jinetes, galopando a toda velocidad, intenten ensartarla con una lanza de madera. Esta tradición tiene sus raíces en una costumbre donde una dama lanzaba un anillo que los jinetes debían recoger con su lanza. Cada participante tiene tres intentos para lograrlo, y aquellos que lo consiguen regresan a su lugar con la punta de la lanza hacia abajo, señal de su éxito. El premio para los vencedores es una elegante cucharilla de plata.

La emoción y la alegría desbordante de la multitud, que vitorea y salta cada vez que un jinete acierta, llenan el aire. Es la fiesta más esperada y celebrada por los menorquines, marcando el clímax de las festividades de San Juan.

Revista Otros Destinos
OD TRAVELER

Menorca, más allá de sus famosas playas y calas de aguas cristalinas, se revela como un auténtico tesoro cultural y festivo. Es una isla para disfrutar durante todo el año, con numerosos lugares históricos y una rica oferta gastronómica que deleita tanto a locales como a visitantes. Llena de rincones de gran belleza, Menorca invita a ser descubierta a través de rutas como el Camí de Cavalls, un sendero que recorre su perímetro, ofreciendo vistas espectaculares y acceso a lugares escondidos. Esta isla, codiciada en épocas pasadas por su estratégica posición militar, es hoy en día un destino deseado por millones de turistas de todo el mundo que sueñan con pasar unas vacaciones extraordinarias en su entorno paradisíaco.

En nuestra publicación dedicada a Menorca, podrás descubrir las excelencias de una isla que ofrece mucho más que sus excepcionales calas y playas de aguas cristalinas. Sumérgete en nuestras páginas y descubre cómo Menorca se desvela como un tesoro de cultura e historia, con sus Talayots y festividades que narran siglos de fascinante herencia.

Explora Mahón, su vibrante capital; Es Castell, con su pintoresco puerto y el impresionante Castillo de San Felipe; y Binibeca, con sus encantadoras casas blancas. Disfruta de una excelente gastronomía, rica en sabores auténticos y frescos del Mediterráneo. No te pierdas las rutas de los faros y la majestuosa Ciutadella, repleta de historia y belleza.

Sumérgete en la magia de Menorca y planifica unas vacaciones inmejorables con nuestra guía completa. No dejes pasar la oportunidad de explorar cada rincón de esta joya balear; adquiere nuestra revista y descubre todo lo que Menorca tiene para ofrecer. ¡Tu aventura en Menorca empieza aquí!

EDICIÓN  DIGITAL revista pdf

Otros Destinos 50 Rajasthán. Visitando ciudades como Jaipur, Jaisalmer, jodhpur
Otros Destinos 51 Amazonas.Leticia en colombia.Iquito en Perú
Ruta del Cister
Descubre el Coto Doñana, la sierra de Aracena y picos de Aroche,Geoparque Sierra Norte Sevilla
El camino portugués de la Costa hacia Santiago de compostela
Explorando los Tesoros Ocultos: de Priego de Córdoba,Lucena, Alcalá la Real, Baena,Cabra y Puente Genil
Descubriendo Jordania: Jerash,Madaba,Monte Nebo, Karak , Petra y el desierto de Wadi Rum, en esta publicación de
Bolivia, el Desierto de Atacama y el Salar de Uyuni es el reportaje de este número de la Revista Otros Destinos
Otros Destinos Provenza portada.jpg
Otros Destinos  INDIA MISTICA portada.jpg
bottom of page