top of page

ALLAPUZHA (ALLEPPEY)

Backwaters (Brazos de Mar)

Textos y fotos: Guillermo Cachero

DSCF1235.jpg

En el estado de Kerala en la India Meridional, se encuentra esta ciudad conocida por muchos como la ciudad de los canales, por sus Brazos de Mar (backwaters).  No suele ser un destino muy turístico, ya que aparece en pocos programas de agencias para visitar la India. 

DSCF1219.jpg
feria oman-4.jpg

El estado de Kerala, es muy diferente a la India que nos enseñan en fotos y documentales. Esta parte del país nos ofrece disfrutar de playas de arena y blanca y cocoteros. De montañas cubiertas con la flor del té. Y de lagos como el parque nacional de Periyar donde podemos navegar y sorprendernos con los animales salvajes que viven en su interior, desde elefantes indios, tigres de bengala, tigres blancos, el sambar, un ciervo de tipo medio, ardillas, osos perezosos, el mono león y el zorro volador entre centenares de especies protegidas. 

DSCF1164.JPG

Llegué hasta Allapuzha después de visitar la belleza de las montañas en Munnar, donde la belleza de sus montañas cubiertas de la flor del Té es extraordinaria.  Tuve la suerte de coincidir con la festividad más importante del estado de Kerala. La festividad de Onam en honor del gran rey Mahabali, que se suele celebrar según el calendario malayalam en el mes de Chingam (agosto-septiembre). Kerala como ocurre en otros estados de la India, tiene su propia cultura y su lengua propia (el malayalam) e incluso su propio calendario. Y es en razón de este calendario cuando se celebra la festividad. Una de sus tradiciones más llamativas la constituye unas ofrendas florales llamadas Poovkalam: (Poov=flor + Kalam= color), que suelen elaborar las niñas de las familias, dando de esta forma la bienvenida al rey: Mahabali. 

DSCF1187.jpg

Es una festividad llena de muchísimo amor. Amor a un ser querido por su pueblo y que en esta festividad lo simbolizan luciendo sus mejores galas para que al visitarlos, vuelva de nuevo a su lugar en el paraíso satisfecho de ver que su pueblo vive en gran opulencia y prosperidad. 

Mahabali fue un gobernante muy generoso con su pueblo, en su reinado se vivía de una forma pacífica y honesta. Una situación que a los “dioses” les preocupaba. Ya que por su forma tan extraordinaria de gobernar, era más apreciado y querido por el pueblo que ellos. Esa situación no la podían tolerar y para ello pidieron ayuda a Vishnu (el dios “preservador” de la trilogía hindú) para controlar el poder de Mahabali. 

Vishnu tomó la forma del enano Vamana y se aproximó al rey consiguiendo que este le concediera un “deseo”. Vamana le pidió al rey que le concediera la tierra que pudiera abarcar en tres pasos y el rey, confiado, aceptó. Rápidamente, Vamana empezó a crecer y expandirse y con el primer paso abarcó el cielo oscureciendo las estrellas y con el segundo se apropió del mundo de las tinieblas. En ese momento Mahabali se dio cuenta de que con el tercer paso Vamana podría destruir la tierra y ofreció su propia vida a cambio de que Vamana no diera ese fatídico tercer paso. Los dioses se mostraron satisfechos al poder controlar el alma y la vida de Mahabali, pero comprendiendo el amor que este sentía por su pueblo y su pueblo por él, les permitieron que vuelva de entre los muertos una vez al año.  

 

Y por la visita del rey Mahabali durante diez días, una festividad donde, hombre, mujeres y niños y niñas estrenan como mínimo una prenda de ropa para alegrar el corazón de Mahabali. Al ver que su pueblo es feliz y que viven en armonía y prosperidad. Se engalanan sus calles y se canta y baila, las tiendas de ropa y sobre todo de licores hacen su “agosto”, es como ocurre en occidente en Navidad, comprar licores para celebrarlo, las calles están engalanadas y se baila y canta, etc.  Es una festividad que la celebran todos sus habitantes, musulmanes, hindúes, budistas, Jainistas, etc., no es en honor a un Dios, sino a un ser excepcional que vivió entre ellos.  Todos desean hacer felices a Mahabali.

feria oman.jpg
feria oman-2.jpg

PUBLICIDAD

DSCF1251.jpg

En las mismas fechas de la festividad de Onam se celebra una regata, en Aranmula, cerca de un templo hindú dedicado a Krishna y al héroe Arjuna. Con unas barcas denominadas chundan vallams (“barcas serpientes”), uno de los iconos de la cultura de Kerala.  Unas curiosas embarcaciones con forma de reptil utilizadas en tiempos de guerra para llevar a los soldados hasta el mar.

Los barcos, que suelen medir entre los 100 a los 138 pies de longitud, van adornados con un cordón de oro, banderas, telas y encajes dorados de vivos colores. Y los remeros van ataviados con el tradicional mundu y turbante blanco, entonan canciones tradicionales, acompañados por los gritos emocionados del numeroso público asistente.


Se deslizan sobre el agua en parejas, son 64 los remeros, que representan las 64 formas de arte, dispuestos en dos filas a lo largo de la cubierta, ataviados con un turbante blanco, entonan canciones tradicionales, acompañados por los gritos emocionados del numeroso público asistente. Reman al ritmo del Vanchipattu (canción del barquero). Y  una tercera fila de alrededor de 25 cantantes, de pié en medio entre las dos filas de remeros.  

DSCF1256.jpg

Ya en Alappuzha, se comienzan a ver los brazos de mar, donde tierra y agua son elementos inseparables, un laberinto de canales, ríos y marismas.  Después de la carretera, una laguna separa las viviendas de las casas, en la parte trasera de las viviendas, los arrozales, y un puente une las viviendas con la carretera. Sin embargo, en el lugar donde el puente queda demasiado lejos, utilizan una cuerda que cuelga de un lado al otro y una especie de bañera sirve para cruzar el río.  Un embarcadero, donde el terreno suele estar al mismo nivel que el agua, lo que provoca grandes inundaciones en los tiempos del Monzón. Se dice que la leyenda de Parasurama, la sexta encarnación de Visnú, cuenta que Kerala fue creada cuando lanzó su hacha de guerra al mar. De ahí la gran abundancia de canales, lagunas y lagos.

PUBLICIDAD

casa barco.jpg

Son varias las maneras por las que se puede navegar por los Brazos de Mar. Desde la típica para el turista 

unos transbordadores o lanchas Kettuvallams.  Unas embarcaciones  con techo de paja y cascos de madera, que antiguamente se utilizaban para transportar toneladas de arroz y especias. En la actualidad se han convertido en casas flotantes equipadas con las mismas comodidades de un buen hotel, incluyendo habitaciones amuebladas, modernos baños, acogedoras salas de estar, cocina e incluso un balcón para pescar.

Podemos alquilar una barca, eso sí, es aconsejable ser mínimo cuatro personas para que el precio pueda dividirse y que resulte económico.   Y la más popular y aconsejable para aquellos que su presupuesto es bajo, y para mí la mejor manera de conocer en plenitud la verdadera vida de quienes viven en sus marismas. Es viajar en el transbordador, un barco-tranvía, el mismo medio de transporte que usan sus habitantes. Como podéis imaginar el precio es muy económico y además podéis intercambiar impresiones con ellos.  El transbordador es para hombres y mujeres, eso sí, las mujeres van en una parte del mismo y los hombres en otra. 

 

Como es de imaginar tiene su beneficio y también sus inconvenientes. Ya qué no suele efectuar un recorrido demasiado amplio, pues solo navega por la parte donde se encuentra las viviendas. Y una vez llegado a la finalización del recorrido, (como suele ocurrir si cogemos un bus), debemos esperar a la llegada del siguiente, que suele ser unos 20 minutos.  La parada se encuentra en un pequeño poblado donde me llamó la atención una iglesia católica en honor de San Jorge. Y no es de extrañar dado que San Jorge es el patrón de Inglaterra y estos como ya se sabe durante años dominaron la india. 

navegando.jpg

Y si navegar los Backwaters de esta manera, es solo por Allapuzha. Navegar y conocer bien los Backwaters es desde el lago Wembanad a través de los distritos de Alappuzha y Kottayam que se abre hacia el mar en el puerto de Cochin. El segundo backwater más grande se extiende por el lago Ashtamudi en Kollam, considerado como la puerta de entrada a los mágicos backwaters de Kerala. Y esa navegación solo podemos efectuar, o bien alquilando un barco, o por medio de los Kettuvallams —casas flotantes—, que son quienes efectúan la más larga y la más encantadora experiencia por el lago Ashtamudi en Kollam, su recorrido que suele ser de unas ocho horas. 

Vivir la experiencia de los Backwaters, es disfrutar de otra India, y uno de los viajes recomendados para aquellos que son amantes de un país tan diverso como es la India. 

 

 

Otros Destinos 50 Rajasthán portada .jpg
Otros Destinos 51 Amazonas.jpg
Ruta del Cister
Otros Destinos  Areas Naturales .jpg
Otros Destinos Portugal portada.jpg
Otros Destinos Menorca portada.jpg
Ruta 40 Patagonia portada.jpg
Otros Destinos Camino de Santiago portugués portada.jpg
bottom of page