top of page

REYES HOSPITAL  CATHOLICS

santiago compostela-5310.jpg
santiago P reyes catolicos-5502-1.jpg

En cada paso, a lo largo del ancestral Camino de Santiago, existe un propósito que guía a los viajeros: alcanzar la Plaza del Obradoiro, un espacio sagrado donde se alza la majestuosa Catedral del Apóstol, guardián de la tumba del discípulo de Cristo. Sin embargo, esta plaza, cargada de historia y devoción, no se encuentra sola en su grandeza. A su alrededor se erigen el Colegio de San Xerome, sede del rectorado universitario, el imponente Palacio de Raxoi, que acoge al Ayuntamiento de Santiago, y el hospital de los peregrinos, conocido como el Parador Nacional de los Reyes Católicos.

Este Parador Nacional, que se alza imponente, atesora en sus piedras una historia que merece ser explorada y conocida. En los comienzos, tejido con hilos de caridad y cuidado, les presentamos un recorrido por este rincón histórico que, lamentablemente, con frecuencia no recibe el aprecio esencial que ha ejercido durante casi cinco siglos.

La crónica se origina allá por el año 1488, tras el viaje de peregrinación de los Reyes Católicos a Santiago. Durante su estadía, se encontraron con la desgarradora realidad de los peregrinos exhaustos y maltratados, llegados al fin de su jornada, con heridas infligidas por asaltos en el camino o por las inclemencias del clima. Un hospital arcaico, incapaz de brindar el cuidado necesario, se encargaba de su atención, dejando brechas en la asistencia requerida. Muchos, debilitados por la escasez de alimentos, perecían en los suelos de la catedral y otros rincones, abandonados y sin refugio. Al ser testigos del lastimoso estado en que encontraban a los peregrinos, se embarcaron en la empresa de erigir un hospital nuevo, capaz de proporcionar un "cumplido y decoroso servicio a todos los devotos, enfermos y sanos que a la ciudad llegaren".

_DSF1039.jpeg

Everyone who undertakes  Camino de Santiago, its main objective is to reach the Plaza del Obradoiro where the Cathedral of the Apostle is located, and visit the tomb of the disciple of Christ.  A square that surrounds it, in addition to the Cathedral, the Colegio de San Xerome, headquarters of the university rectorate, the Palacio de Raxoi, headquarters of the Santiago City Council and the pilgrims' hospital, known as the Parador Nacional de los Reyes Católicos.  

To this hospital of the pilgrims  is dedicated  this report, a  hospital that is not given the essential value that it has performed for almost 500 years.  

It all starts back in the year 1488  after the pilgrimage  of the Catholic Monarchs to Santiago. during your visit  are witness to the lamentable state of the pilgrims  who arrive exhausted  and many of them with injuries suffered from attacks suffered or from the harshness of the road. An old and insufficient hospital is the one who attends them. That it does not adequately cover the due assistance. Most of them arrived malnourished due to lack of food. And just like the kings themselves  they assure in the founding document, "many of them perish on the floor of the cathedral and in other parts, for not having anyone to receive and lodge them".  ​

In 1492 after the conquest of Granada by the Catholic Monarchs, the last peninsular Muslim bastion. The monarchs decide to thank what they consider fundamental help from the apostle. A thank you that they convey giving a great help to those pilgrims who arrive in Santiago. Giving order to build  a hospital with sufficient quality to be cared for.

Order that is fulfilled promptly because in 1501 it was already working. It was endowed with its own legislation and the limit was set with the chains that can still be seen around the hostel today. The place chosen for its construction, close to the cathedral, is considered essential, since,  for the pilgrim the important thing was to reach the feet of the Apostle. For this he had to demolish an entire neighborhood.  An  hospital that was a health center  for pilgrims and for the entire population.  

On the other hand, its structure, with a central cross and independent courtyards, was a health innovation, since the sick could be separated according to their severity and the men from the women. In addition, the patios allowed the ventilation of the rooms, which prevents contagion.

PUBLICIDAD

parador reyes catolicos.jpeg
portada p.reyes catolicos.jpeg
Parador de Santiago 40 claustro san mateo.jpg

A lo largo de los siglos, el hospital experimentó expansiones y mejoras. De sus modestos comienzos en el siglo XVI, con una iglesia y dos claustros, evolucionó y se expandió en el XVIII después de un derrumbe parcial. La ampliación posterior dio origen a dos claustros adicionales y a una escalera barroca de Ferro Caaveiro, que conectaba el patio izquierdo con el primer piso. Estos cuatro claustros, bautizados en honor a los cuatro evangelistas, resguardaban historias y esperanzas entre sus muros, destacándose el Claustro de San Lucas por su forma distintiva ochavada.

_DSF1041.JPG

Adentrémonos en el interior de este recinto. Sus salones, impregnados de una belleza imponente, cuentan la historia de siglos de atención y devoción. La fachada, adornada con un retablo gótico plateresco que exhibe pequeñas esculturas bajo dorsales calados y grotescos, es una introducción al mundo de maravillas que se encuentra detrás de ella. Figuras de los doce apóstoles se alinean en un friso que emula un arco triunfal romano, mientras medallones sobre el arco capturan los semblantes de los reyes Isabel y Fernando. La ventana del Aposento Real, un espacio reservado para hospedar a los monarcas durante sus visitas a Compostela, se encuentra sobre el friso y está flanqueada por imágenes sagradas. Dos escudos monumentales, emblemas de Castilla, enmarcan la portada, mientras que san Juan Bautista y la Magdalena observan desde los laterales de la puerta principal.

Parador Reyes Catolicos-11.jpg

Al adentrarnos en sus espacios, una disposición rectangular con cuatro patios nos recibe. El primero de estos patios, a la izquierda, es un compendio artístico que no pasa desapercibido. En él, la puerta que conduce a la antigua sala de San Luis se destaca, prometiendo historias de antaño. El corazón del hostal alberga una capilla ojival de un esplendor tal que fue declarada Monumento Nacional en 1912. Esta capilla de cruz latina, situada entre los patios, resalta por su crucero al que se accede a través de una reja de hierro, una obra maestra del cerrajero francés Guillén. La bóveda de este crucero, esculpida en piedra litográfica de Coimbra, es una obra de arte en sí misma.

Parador Reyes Catolicos-4.jpg

Este hospital, concebido por los Reyes Católicos como una muestra de gratitud, ha resistido la prueba del tiempo. Y aunque fue creado para dar asistencia y alojamiento a los peregrinos, con el tiempo su necesidad menguó y, desde 1954, evolucionó en un magnífico hotel, continuando su antiguo compromiso de hospitalidad.

A lo largo de las centurias, el Hospital Real de Santiago ha sido mucho más que un edificio. Ha sido un faro de esperanza y un refugio en medio de la incertidumbre del camino. Las historias de peregrinos y viajeros, entrelazadas con las paredes de piedra y las bóvedas intrincadas, perduran como un tributo a la nobleza humana. Cada ladrillo de esta estructura encarna la generosidad y la fe, la voluntad de cuidar y ser cuidados. Y aunque su papel se ha transformado con el tiempo, el espíritu de hospitalidad sigue ardiendo en su núcleo, como una llama perpetua que ilumina el Camino de Santiago.

Esta es la historia de un edificio que, para los peregrinos que llegan en la actualidad, podría pasar desapercibido como un simple parador. Sin embargo, a través de este reportaje, aspiramos a que quienes lleguen a la Plaza del Obradoiro lo observen con nuevos ojos, comprendiendo la importancia humanitaria que ha desempeñado a lo largo de los siglos.

Number Published

Otros Destinos 50 Rajasthán portada .jpg
Otros Destinos 51 Amazonas.jpg
Ruta del Cister
Otros Destinos Portugal portada.jpg
Otros Destinos Provenza portada.jpg
bottom of page