top of page

Rocio's path

moncayo jarque.jpg

Texto y  fotos: Guillermo Cachero

Aragón, una de las comunidades más relevantes de España, cuenta en su territorio con el monte Moncayo, una de las montañas del sistema ibérico situada entre la capital de Aragón, Zaragoza, y la ciudad de Soria, que pertenece a Castilla y León.

Con una altitud superior a los 2000 metros, es el punto más alto de Aragón. 

Al sureste del Moncayo se sitúa la comarca de Aranda, que está formada por catorce pueblos y es poco conocida turísticamente, de ahí que se le conozca como la cara oculta del Moncayo.

Poblaciones como: Purujosa, Calcena, Pomer, Aranda de Moncayo, Jarque de Moncayo, Gotor, Illueca, Brea de Aragón, Sestrica, Viver de la Sierra, Mesones de Isuela, Trasobares, Tierga y Oserja.  

Nos ha sorprendido mucho esta bella comarca por su excelente gastronomía y por su patrimonio cultural, natural e histórico. Rodeadas de castillos, monasterios y las ruinas de un asentamiento celta. 

moncayo castillo papae.jpg

A una distancia de 82 km de Soria y 88 km de Zaragoza. Se encuentra el castillo de Illueca. En la comarca de Aranda, que fue dominada por mudéjares y moriscos. Debido a su ubicación entre Castilla y Aragón, durante el dominio musulmán se vio obligado a defender su territorio con una extensa línea de castillos y torres. 

Castillos ubicados en las poblaciones de Illueca, Aranda de Moncayo, Calcena, Jarque, Mesones de Isuela, Torre de Oseja, Castillo de Purujosa, Torre de Sestrica y el Castillo de Tierga, y que forman parte de la denominada Ruta de los Castillos, una ruta turística donde podemos conocerlos y deleitarnos conociendo su historia y disfrutando de  la extraordinaria gastronomía de estas poblaciones y la belleza de su entorno. 

En Illueca, la capital de la Comarca de Aranda situado en un promontorio que domina un amplio territorio. Se encuentra el Castillo de los Luna. Convertido actualmente en una Hospedería.  En Aragón se denomina Hospedería a todo hotel que está ubicado en el interior de un edificio histórico artístico, ya que fue declarado Bien de Interés Cultural en 1985. 

Su aspecto actual se debe a las ampliaciones y remodelaciones que se realizaron a lo largo de los siglos. Con diferentes estilos, el gótico-mudéjar del siglo XIV, el renacentista del siglo XVI y el barroco de la segunda mitad del siglo XVII. Nunca fue considerado como un castillo de defensa, ya que siempre tuvo la función como casa familiar. 

En el periodo Cristiano  que comienza después de la reconquista por Alfonso I el Batallador en 1119. Y más tarde, durante el reinado de Jaime I, el conquistador. Rey que  entregó la Baronía de Gotor en 1250 a un hijo que tenía bajo su tutela del último Wali musulmán, Jaime de Mallorca. Más tarde, en 1263, el hijo de Jaime de Mallorca, Blas de Gotor y Alagón. Recibió el título de Señor de Illueca y Gotor.

En 1343, la Baronía pasó a manos de los Martínez de Luna tras contraer matrimonio con una de las hijas de la línea de los señores de Illueca. 

En sus inicios, la construcción del castillo tenía su portada en la parte trasera de la actual, mirando hacia el Moncayo. Se debe a las luchas que enfrentaron a la guerra entre los Reyes Pedro IV de Aragón y Pedro I de Castilla, conocido como el Cruel.

Una vez finalizada la contienda, se decidió trasladar la portada hacia el lado actual, ya que resultaba mucho más beneficiosa al estar orientada al sol. Su monumental portada, que se sitúa entre sus dos torres, está construida con la piedra de Calatorao y el alabastro que decora el friso con cabezas humanas y cabezas de león, alguna flor silvestre, y se coronaba arriba con un escudo de plata de la familia de Luna.

cuencos tibetanos-3.jpg

Esta lujosa hospedería, que cuenta con 22 habitaciones y 4 suites de techos muy altos, dispone también de dependencias donde podemos disfrutar de unas sesiones de relajación con Cuencos Tibetanos, un placentero baño de sonido para relajarnos y aliviar la respuesta al estrés o al dolor. Un restaurante con una buena oferta culinaria. Y el lugar ideal para alojarnos si tenemos intención de recorrer la comarca. 

moncayo castillo papa suelos.jpg

Además de la hospedería, el castillo también es utilizado por dependencias municipales y como museo, donde se muestra la historia del Papa Luna. Una apasionante historia que podemos descubrir gracias a la Oficina de Turismo de la comarca de Aranda que ofrece visitas guiadas.

moncayo castillo papa escudo-2.jpg

El escudo de la familia Luna se aprecia en las paredes y en los techos de la hospedería. Un escudo que muestra una media luna invertida, y existen varias teorías sobre su significado. Una de las hipótesis sugiere que el Papa Luna podría tener ascendencia musulmana, ya que su madre, María Pérez de Gotor, era descendiente del último rey musulmán de Mallorca. 

La teoría que se expone carece de mucha verosimilitud, ya que los blasones en cualquier país musulmán suelen tener la media luna a la derecha y nunca tan cerrada como se observa en el blasón de los Luna. 

Otra teoría sugiere que el apellido Luna procede de la localidad de Luna, en la provincia de Zaragoza, donde esta familia eran señores de esa población y poseían propiedades. Y otra hipótesis nos dice que, más que del nombre de la población, hace referencia a su conquista por parte de las tropas cristianas. 

En la población de Luna tuvo lugar una batalla entre las tropas musulmanas y cristianas. En ese día hubo un eclipse total de luna, un evento que se describe en detalle en numerosos textos de historia. 

Un hecho que los musulmanes no habían conocido hasta entonces, y, por tanto, lo asocian con el fin del mundo, con un aviso de Alá de que será una batalla sangrienta para sus tropas. Frente a esa situación, decidieron abandonar la lucha. Tras la retirada de los musulmanes, el ejército cristiano consiguió la victoria y se les concedieron tierras y un título, el de Condes de Luna, en honor al pueblo donde se produjo la batalla.

Si se observa con detenimiento, se podrá ver que el escudo tiene en su centro un sol con una luna que pasa delante. Como se nos muestra un eclipse. Lo cual nos hace creer que es su origen real.  

moncayo castillo papa coronacion-2.jpg

Entre las instalaciones que alberga el museo sobre el Papa Luna, destaca la Sala Dorada, así llamada por el color dorado que termina en los paneles de las vigas. En un principio, la parte central también era dorada.  Una sala donde se muestra un cuadro que representa la coronación de Pedro Martínez de Luna como Papa, y un busto con su tiara papal. 

moncayo castillo papa techo estrella david.jpg

El techo es mudéjar y está pintado en colores rojos, verdes y azules muy vibrantes, que contrastan con los colores opuestos blancos, rojos, dorados y negros.  Donde el blasón de los Luna aparece en varios de sus maderos y el escudo heráldico de los Fernández Heredia, una familia también muy importante en Aragón con muchísimos cargos religiosos, que parece ser que fue la que pagó la redecoración. 

Un techo que ha sido restaurado, con un resultado asombroso, donde es difícil discernir la parte restaurada de la original, que es del 80 %.

Entre viga y viga, aparecen unos círculos, todos ellos diferentes. Cada uno de ellos corresponde a iglesias de la zona de Calatayud, hechas a mano. Esta sala fue en sus orígenes el lugar de reunión de judíos, musulmanes y cristianos que vivían en convivencia donde se practicaban enseñanzas comunes y se solventaban las diferencias que pudieran tener en cualquier conflicto. Esos círculos eran la representación de cada una de esas culturas y se puede observar que en uno de ellos se ve la estrella de David. 

Como se puede apreciar, hay muchos motivos para alojarse en este hotel, desde su extraordinario castillo, sesiones de relajación con Cuencos Tibetanos, su buena cocina y la posibilidad de conocer la historia del Papa Luna. ¿Se puede pedir más?.

moncayo castillo Mesones isuela.jpg

Y si nos hemos quedado sorprendidos con el Castillo del Papa Luna, eran muchas las sorpresas que aún nos habían de deparar en esta Comarca de Aranda.   Y una de ellas fue el Castillo fortaleza de Mesones de Isuela. 

Un castillo que se alza majestuoso en una cresta rocosa, dominando la población de Mesones, que se extiende a sus pies hasta el valle del río Isuela. 

Amanece en Isuela_.jpg

Dominando desde las estribaciones del sistema ibérico hasta la sierra de Buitrera. Donde contemplar los amaneceres desde el castillo es uno de sus muchos motivos para acercarse a conocerlo. 

PUBLICIDAD

 Mesones isuela interior castillo.jpg
 Mesones isuela  castillo-2.jpg
 Mesones isuela  castillo-3.jpg

Hay quien piensa que visitar un castillo vacío y medio en ruinas carece de interés. En parte, puedo estar de acuerdo si no consideramos su historia y no nos fijamos en sus cornisas, un elemento de una fachada que nos relata una leyenda asociada al mismo, y al conocer su significado entonces expresamos nuestra admiración. Debemos tener en cuenta que un castillo no se sostiene únicamente sobre columnas y mampostería, sino que también lo hace gracias a leyendas, ritos y mitos. 
La visita al castillo cuenta con una guía experta en su historia, que detalla cada rincón del castillo. De este modo, todo tiene sentido, ya que conocemos que esa piedra es sillar y que lo diferencia de otras construcciones de la zona fuertemente mudéjar. Fue construido por el arzobispo de Zaragoza Lope Fernández de Luna en el siglo XIV.

Se trata de uno de los castillos más bellos de Aragón del s. XIV, de estilo gótico y franco gótico, con influencia de castillos italianos de la época. Cumplía con las funciones de fortaleza militar y de residencia nobiliaria. Está declarado como Monumento Nacional desde 1931. 

Don Lope Fernández de Luna fue una pieza muy importante en la guerra de los dos Pedros, ya que fue designado por Pedro IV de Aragón para disponer de todo lo necesario para la defensa de la frontera aragonesa. Asimismo, fue quien apoyó ante Pedro IV de Aragón a Enrique de Trastamara como rey de Castilla.  

 Mesones isuela iglesia n.s.angeles.jpg

El castillo posee diversas salas góticas, siendo la capilla de Nuestra Señora de los Ángeles la joya de este magnífico castillo. La capilla ha sido declarada Patrimonio de la Humanidad, como todo el mudéjar aragonés. y se caracteriza por su espléndida techumbre mudéjar de madera, policromada compuesta por noventa y seis pequeñas tablas adornadas con figuras bellísimas de angelotes portando cirios encendidos. La madera forma lazos que generan estrellas de ocho puntas, seis después y acaban en lo alto con una de doce en su cierre o almizate.

 Mesones isuela  iglesia pila agua.jpg

Sus pinturas, en las que predomina el rojo, el azul y el ocre sobre fondo dorado, demuestran su religiosidad, ya que el dorado es el color de Dios y el azul el de la Virgen. 

La techumbre está situada sobre el presbiterio de la capilla que la preside la imagen de la Virgen de los Ángeles, una talla del siglo XIV. La capilla fue agrandada en 1680 y  adornada con su decoración final en 1720. Separada por la reja del resto de la iglesia. Destaca una pila de agua bendita, de gran calidad, situada a los pies del templo, de principios del s. XVIII. La capilla es el único espacio del Castillo que ha seguido en uso hasta nuestros días. 

calcena puente.jpg

Ya cerca de Calcena, muy cerca del municipio se encuentra el Salto del Batán, y si hablamos de la cara oculta del Moncayo, este salto se encuentra sobre el río Isuela, y suele pasar de largo si no sabes adónde vas. 

La cascada se encuentra entre las localidades de Trasobares y Calcena. A una distancia aproximada de 7 km de Trasobares, en una explanada, hay un espacio habilitado para el estacionamiento de vehículos, donde un poste de madera indica el inicio del sendero. Aproximadamente 5 minutos de caminata llevan al puente de estilo románico, que cruza el río y que parece ser que fue construido para acceder a un molino harinero que había en la otra orilla.

calcena.jpg

Calcena es otra de las poblaciones que conforman esta hermosa comarca. Una población de calles sinuosas y pequeñas plazas escondidas. En el centro de la ciudad destaca la iglesia de Nuestra Señora de los Reyes. El escudo de la ciudad contiene un cáliz que se atribuye a que en esta población se custodió el Santo Grial. 

Los primeros asentamientos de Calcena datan de la prehistoria, y sus minas de Valdeplata fueron explotadas por los celtíberos y los romanos. Durante el siglo II a. C., la producción de plata llegó a ser tan importante que financió la guerra entre los celtíberos y los romanos. 

Las cuevas que alberga el paisaje kárstico de esta zona son otro de sus intereses turísticos, donde pueden contemplarse impresionantes formaciones estalactitas y estalagmitas en las cuevas Hermosa y Honda. 

calcena escaladores.jpg

En el desfiladero que va hacia Oseja, a unos 500 metros del casco urbano, se suele practicar la escalada. Es muy frecuente ver tanto a expertos escaladores como a quienes se inician en este deporte, pues cuenta con más de una decena de vías, con paredes clasificadas entre el cuarto y el séptimo grado de dificultad. Si te gusta hacer senderismo, no hay mejor lugar que este. Y si es la bicicleta, encontrarás muchos senderos. Que coinciden con las rutas a pie o en carreteras comarcales con escasa actividad de circulación de vehículos.  Los aficionados a la astrofotografía hallarán en este lugar uno de los mejores emplazamientos, debido a la escasa contaminación lumínica, así como por sus hermosos paisajes.

Tierga.jpg

La siguiente población que visité fue Tierga, que se encuentra en el valle del Isuela.  Esta población, conocida como Tergacom en la época celtibérica, fue un poblado, que llegó incluso a acuñar monedas con su nombre. Tuvo una gran relevancia hasta bien entrada la Edad Media.

En la época celtibérica era una ruta comercial que daba salida a la producción de sus minas de hierro.

Se situaron en una elevación rocosa situada a una altitud de 632 metros. Próximo a las rutas de explotación económicas y comerciales. Donde construyeron sus hogares tras un muro de cierre. 

El castillo de origen musulmán que apenas quedan restos en la actualidad fue construido en la época medieval.

Durante su época cristiana fue muy importante debido a su ubicación en la frontera con Castilla. Durante la guerra de los dos Pedros, el castillo de Tierga sirvió de refugio a las religiosas de Trasobares, a los vecinos de Calcena y a los de Tabuenca, para defenderse de las tropas castellanas. Tras la guerra de los dos Pedros, la fortaleza no volvió a tener el protagonismo de la Edad Media, aunque en el siglo XVIII, durante la Guerra de Sucesión, dio apoyo al candidato Borbón y el Archiduque de Carlos de Austria ordenó su demolición en 1706, quedando en ruinas hasta nuestros días.

Subir hasta las ruinas del castillo es disfrutar de una panorámica de todo el valle con el Moncayo al fondo, en pocos sitios se puede tener una vista tan espectacular del Moncayo.

Si sus minas de hierro y el castillo fueron relevantes en el pasado, hoy en día existen numerosos motivos que nos animan a visitar esta localidad. 

Uno de esos motivos es el “Pinar Mágico”, una atracción turística familiar por excelencia en la Comarca, un bosque mágico donde los niños presencian sus fantasías hechas realidad. Allí, los nomos, hadas y duendes, existen en su reducida población, donde conviven entre árboles, troncos y viviendas construidas en setas, algunas de las cuales son réplicas de viviendas de Zaragoza. Un lugar al que los fines de semana y, sobre todo, durante las vacaciones, acuden familias para pasar horas admirando la magia de este peculiar Pinar Mágico. 

Y para los amantes de la gastronomía, aquellos que suelen bendecir una buena comida casera, el Restaurante Fonda Esther ofrece una experiencia culinaria inigualable. Un pequeño negocio familiar que ha pasado de generación en generación, y es muy popular en toda la comarca, por la calidad de sus platos. 

La fonda cuenta con 5 habitaciones dobles. Un destino idóneo para disfrutar de un fin de semana tranquilo, visitando todos los pueblos de los alrededores y disfrutando de una estancia y una gastronomía excelentes y saludables. 

Gotor, convento dominico.jpg

Otra de las poblaciones a destacar es Gotor, donde se enclava el convento dominico, de Nuestra Señora de la Consolación— actualmente en reconstrucción— Un convento que originalmente pertenecía a la orden del Cister. Fue fundado en 1522 por Jaime Martínez de Luna.

Otro de sus atractivos es el yacimiento arqueológico del Calvario, un territorio ocupado por pueblos prerromanos.

 

Esta comarca de Aranda fue un importante centro metalúrgico de la época celtibérica, ya que se fabricaban las mejores armas por su punta excelente y su duro golpe con ambos filos. 

 

En el centro urbano de la localidad se encuentra la iglesia parroquial dedicada a Santa Ana, que data del siglo XVII. Un edificio barroco que contiene algunos retablos procedentes del convento. 

El Jardín de las cuatro Culturas, dedicado a las civilizaciones que han tenido presencia en la Comarca de Aranda: cristiana, musulmana, judía y celtibera, se encuentra junto al convento de Nuestra Señora de la Consolación. 

El jardín está compuesto por 170 diferentes especies vegetales y más de 800 plantas, y cada zona del jardín está dedicada a una cultura, con elementos característicos, como una fuente musulmana o un banco de piedra en la zona cristiana. Todas ellas se conectan en una plaza central, donde un olivo centenario representa la unión cultural.


“Es un jardín para los cinco sentidos, en cada parte puedes saber dónde te encuentras con los ojos cerrados”, en la zona cristiana las plantas aromáticas como lavanda, romero, rosal; en la musulmana hay que percibir jazmín y naranjo; en la parte judía no pueden faltar las granadas ni el mirto, y en el caso de la parte celta hay que recrear un bosque con tejos, robles, abedules.

panoramica aranda.jpg

Aranda de Moncayo es una localidad que se encuentra sobre una colina a una altitud de 931 metros, desde donde se domina el valle del río que da nombre a este municipio.

Se asienta a los pies de su castillo musulmán, el cual se encuentra actualmente en estado ruinoso. La disposición del caserío recuerda su origen árabe, ya que las calles y plazas están dispuestas de forma irregular. 

La localidad ha constituido una vía de acceso a la meseta soriana desde hace siglos, siendo el mismo camino que utilizó Carlos I para entrar en Aragón en 1518.

La razón de nuestra visita a esta localidad es conocer el yacimiento arqueológico celtibérico de Aratis, el cual se encuentra a una altitud superior a los mil metros y está catalogado como Bien de Interés Cultural. Aratis fue la capital política y administrativa del Valle de Aranda durante la época celtibérica y controlaba un territorio de aldeas y castros. Durante el siglo VI a. C., hasta el siglo I a. C., cuando fue destruida tras las guerras sertorianas entre el 82 a. C. y 72 a. C. 

Aratis desde el punto más alto_.jpg

Para familiarizarse con la civilización celta, además de visitar el sitio arqueológico, es esencial visitar el Museo de Aranda de Moncayo, donde, mediante una visita guiada, podemos conocer la historia de una civilización que es la historia de la comarca y de toda Aragón. 

El Museo está dividido en dos partes. La primera nos brinda una visión de la forma de vida de los celtíberos, todo lo referente a la ciudad de Aratis, su sistema de defensa, provisto de extensos fosos, varias líneas de muralla, para facilitar su protección, la cual contaba con dos puertas, una de ellas monumental, y una superficie aproximada de trece hectáreas. Torres defensivas, un castellum/torreón de grandes proporciones, dos puertas de acceso. Un estanque de gran tamaño y tres necrópolis, lo que nos da idea de un conjunto urbano de gran importancia.  

En la segunda parte, la explicación de los expolios que ha padecido la ciudad de Aratis de numerosos objetos que fueron extraídos de las entrañas de la tierra.

Un saqueo que se prolongó durante más de 30 años y que acabó con la desaparición de más de 9.000 piezas arqueológicas, entre las que se encuentran 18 cascos celtibéricos. Los cascos indicaba que era una élite guerrera con prestigio social, quienes lideraban la defensa de la comunidad. Un objeto muy importante porque proporciona una gran cantidad de información acerca de la importancia de Aratis, ya que indica que no era un castro o un poblado, era una ciudad-estado de entre 3.000 y 5.000 habitantes que acuñó su propia moneda y que basó gran parte de su poderío económico en la minería y en la fundición del hierro.Un territorio estructurado y uniformemente armado, con fabricación de armas propias. 

Estos cascos que fueron saqueados eran de bronce y datan de los siglos IV y II a. C., en un estado de conservación excelente y su valor histórico es inestimable. Pues es fundamental, al igual que los objetos expoliados, para conocer la historia y la cultura del pasado celtibérico de la comarca de Aranda de Duero. 

La cronología del expolio de los cascos junto a los numerosos objetos es digna de una película de intriga, y está explicaba desde sus inicios hasta la recuperación de 8 de esos cascos en el museo, donde se encuentran expuestos junto a numerosos objetos recuperados de la civilización celtibérica. Su visita es altamente recomendable. 

valle aranda.jpg

El embalse de Maidevera se construyó en los años 70 del pasado siglo XX, entre el somontano sur de la cumbre moncaina y la Sierra de la Virgen. Es uno de los paisajes más bellos que podemos contemplar desde el mirador del valle del Aranda, la vega y el embalse de Maidevera. Donde disfrutar, además de su paisaje, de un coto deportivo de pesca en el que abundan las truchas, y de numerosas actividades acuáticas como el piragüismo y el wind-surf. 

Hay muchas poblaciones que nos quedan aún por descubrir en esta cara oculta del Moncayo, y extendernos en las que hemos tenido el placer de visitar para conocer con más profundidad su historia y su cultura. No hay aldea, villa o pueblo de España que no tenga una ermita, un castillo, un palacio o la ribera de un río, que al visitarlo, expresemos: ¡oh, no me lo esperaba, cuánta belleza! Esas son las expresiones que tendremos al visitar esta cara oculta del Moncayo por la gran belleza que acumula en sus pequeñas poblaciones y por su gran historia. 

Otros Destinos 50 Rajasthán portada .jpg
Otros Destinos 51 Amazonas.jpg
Ruta del Cister
Otros Destinos portada Areas Naturales .jpg
Otros Destinos Portugal portada.jpg
Otros Destinos Menorca portada.jpf
Otros Destinos Camino de Santiago portugués portada.jpg
Ruta 40 Patagonia portada.jpg
bottom of page